REDUCE TU CONSUMO DE ENERGÍA Y AGUA USANDO CÉSPED ARTIFICIAL

En el artículo de hoy venimos a desmontar otro falso mito: el de que un jardín, y más uno con césped artificial, supone añadir un gran gasto a la factura energética de tu hogar. Sin embargo, aunque es obvio que un jardín implica un gasto de agua y de iluminación, lo cierto es que se puede reducir el consumo a la mínima expresión si sabes aprovechar de forma eficiente todos los recursos necesarios.

¿Necesito contratar una nueva tarifa de luz?

Si vas a colocar césped artificial en tu hogar, no puedes olvidarte de colocar farolillos para que puedas disfrutarlo también durante la noche. Este tipo de dispositivos suelen ser LED y, por tanto, consumen mucha menos electricidad que una bombilla convencional. En cualquier caso, de poco sirve una bombilla de bajo consumo si no cuentas con una tarifa de luz que se adecúe a las nuevas nuevas necesidades de tu vivienda al tener un nuevo jardín.

En este sentido, es conveniente que revises tu tarifa de luz y eches un vistazo a las principales comercializadoras como puede ser Iberdrola o Endesa. Recuerda que tanto para esta última como Iberdrola cuentan con tarifas tanto en el mercado libre como en el regulado y que para ambas modalidades se puede contratar de forma presencial, en uno de sus puntos de servicio o a través de Internet.

En el caso de que optes por hacerlo de forma presencial, es recomendable que te acerques a la página web de tu comercializadora, sea Iberdrola u HolaLuz o la que sea, para conseguir el horario y el teléfono del punto de servicio más cercano a tu domicilio de Vigo o de la ciudad en la que te encuentres. Precisamente ahí puedes encontrar una oficina de Iberdrola de Vigo aunque también de otras compañías de luz.

¿El césped artificial permite reducir energía?

Una vez que ya cuentes con la tarifa perfecta para ahorrar en tu factura de la electricidad, ¡ya te puedes despreocupar! Y es que el césped artificial es un material que, per sé, no requiere de mucha energía ni agua, ya que cuenta con los siguientes beneficios:
● El césped artificial es fácilmente instalable y se adapta perfectamente a todo tipo de jardines, tanto públicos como privados. No se necesitan grandes obras ni gastar una gran cantidad de dinero y, además, hay una modalidad para cada tipo de bolsillo.
● A diferencia de lo que ocurre con el césped natural, no necesita ser regado diariamente, por lo que es perfecto si tu casa se encuentra en una zona en la que no llueve mucho.
● Requiere muy pocas labores de mantenimiento: tan solo se necesita un poco de agua, productos de limpieza específicos y un cepillado a contrapelo para que siempre lo tengas como el primer día.
● Está hecho de un material ignífugo, por lo que no se prendería fuego cuando las temperaturas son altas y dan más calor.

¿Necesitas más información sobre el césped artificial? Te recomendamos, pues, que visites este artículo si precisas de más información.

Platinum Grass S.L. CIF: B-87198289 (Madrid)

Nos encontrarás en:

brand